miércoles, 25 de noviembre de 2015

Veronica Mars: El concurso de los mil dólares

En 2014 tuve la enorme alegría de reencontrarme con un viejo personaje que marco y me acompaño parte de mi adolescencia, durante los jueves por la noche en Cosmopolitan. Se estrenaba la película más esperada por los fanbase de una serie que marco a muchos adolescentes y jóvenes adultos de la época. Veronica Mars salto a la gran pantalla y dio por cerrada una cicatriz que llevaba abierta hacia más de 5 años. ¿Pero de verdad fue un final cerrado o solo el aviso de que volvería a las andadas por un tiempo más?

Rob Thomas a pesar de contar con otros proyectos actualmente (dirige la serie de iZombie), ha estado tomando participe en una serie de novelas de Veronica Mars, que dan continuación a la película. Es como si ni él mismo pudiera aún dar por cerrada una etapa de su pasado, porque sabe que su "pequeña detective" puede seguir dando mucha guerra. Pero también sabe que nosotros tampoco podemos dejar por cerrada aún esa etapa. Rob aprovecha sus ideas y se une con Jennifer Graham, para escribir la que será la primera novela de la joven autora. Una declaración de amor totalmente intencionada y fiel a su más celebre personaje de ficción.

A decir verdad tenía constancia de esta novela hacia ya un año, justo cuando se estreno la película. Viendo que quizás hasta pasado un tiempo ninguna editorial española se haría cargo de traducirlo y editarlo, me vi en la posición de olvidarme de este libro por el momento. Hasta hace unas semanas. Gracias a Nocturna ediciones los miles de fans españoles de esta serie pudimos hacer posible el tener este libro en nuestras estanterías, y el haberlo disfrutado como unos auténticos adictos de Veronica y sus casos. Además de mostrar un cuidado externo e interno con la fidelidad de la novela original, pocas veces visto en otras editoriales.

La trama de la novela nos traslada dos meses después de la película, son vacaciones de primavera y durante una de las fiestas universitarias que se celebran en una mansión de Neptune, una chica desaparece. Ante la incompetencia del sheriff y los medios, la dueña de uno de los hoteles más lujosos de la ciudad contrata a Veronica para investigar el caso. Nadie quiere crearle importancia al suceso, pero la Cámara de comercio sufre por sus intereses económicos. Es recomendable cuanto antes acabar con el miedo que ha creado esta situación, pues los jóvenes estudiantes rehuyen de pasar unos días en Neptune. A la semana siguiente de comenzar la investigación se sucede una segunda desaparición. La cual dará inicio a no solo una peligrosa y confusa carrera por encontrar respuestas y culpables, sino también por verse cara a cara con un fantasma del pasado de Veronica.


A pesar de tratarse de una novela, como fan no defrauda en ningún momento. Estamos ante esos trabajos bien hechos que te hacen leerlo como si estuvieras viendo la serie misma. Los diálogos guardan ese humor irónico y sarcástico de los personajes de Rob Thomas, en los que a pesar de encontrarse en la peor situación posible, consiguen sacarte una risa. La descripción de los escenarios, así como de todos los detalles que permiten seguir el ritmo de la historia de manera bastante ágil, ayudan a intimar mucho más con todas y cada una de las facetas de Veronica y de todo lo que rodea Neptune.

Pocas veces me he tomado la molestia de estar horas seguidas como una adicta leyendo sin parar, en el que sus casi 400 páginas se te pasan volando. Con la tontería te terminas la novela en 3 días y lo peor es que quedas con ganas de más. Solo con saber que existe una segunda novela es cuestión de esperar a que Nocturna la edite, para encontrarme de nuevo en la librería dispuesta a comprarlo y a adentrarme otra vez en el mundo tan peligroso como adictivo de Veronica Mars. Porque una vez que la acompañas a lo largo del trayecto todo se vuelve personal, y toma a formar parte de tu vida como una familia más.


Puede que a algunos se os haga una lectura demasiado fácil, pero el secreto de que este tipo de novelas tengan tanto éxito es gracias a la personalidad tan carismática de sus protagonistas, y sin duda Vero es pura empatía. Así que si aún no habéis visto la serie o la película os invito ahora mismo a hacerlo. Especialmente porque la novela toma puntos de la serie, siendo posible el spoileo. Pero si aún así eso os da igual ¡adelante!

Josh Kramon sabe ambientar los mundos de Rob Thomas, y el theme de Veronica junto con la lectura del libro es una conexión especial como pocas.

No hay comentarios: